Perdiendo el impulso y la motivación

Posted on Posted in Español

Uno de los problemas mas grandes cuando perdemos la motivación es volver a conseguirla, pues aun cuando sabemos que no va a volver a ser igual es lo que buscamos. Queremos recuperar el impulso, tener lo que sentimos hemos perdido, en vez muchas veces, simplemente al no poder, dejamos de hacer aquello que hacíamos.

Escribir diariamente en un blog es difícil, escribir todos los días en un libro, aun mas. Escribir en un blog y en un libro al mismo tiempo, se convierte en un trabajo complejo.

A veces lo mejor que podemos hacer, es apartarnos de esos proyectos que amamos, darles espacio, descubrir si es costumbre – inclusive mala costumbre- o ese amor es de cierto modo real.

Esa es un poco la historia de este blog, era necesario dejarlo ir, aun cuando esperaba que regresara y la oportunidad de sentarse aqui diariamente también. Sabia que iba a significar que algunos no iban a leer este mensaje, pero creo era importante que ellos también descubrieran si estaban aqui por costumbre o por algo mas.

Esto no es una disculpa, es simplemente una reflexión que quizá pueden llevar a su propia vida, me tomó seis meses entender que escribir es este blog es algo mas que una costumbre. Me costo seis meses pasar de costumbre a quererlo hacer. Me tomo seis meses de extrañarlo a diario porque sabia que el impulso se había perdido, pero igualmente sabia que que no quería un impulso igual, si iba a regresar iba a regresar para algo diferente…

El peligro de perder el impulso y la motivación no solo es tratar de recuperarlas, quizá aun mas peligroso es no tratar de lograr un impulso y una motivación nueva, una que con un poco de suerte sea aun mas poderoso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.